Cariño soy tu sumisa y voy a dejar que me hagas lo que quieras

Con los años mi marido y yo no hemos perdido las ganas de sexo, sobre todo porque probamos todo tipo de fantasías. En una de ellas yo siempre hago de sumisa, dejando que me ate de pies y manos y me tape los ojos, mientras me mete mano y de paso azota mi culito. La verdad es que me encanta someterme a su voluntad, hasta acabar como el otro día en el suelo y penetrada a fondo.

Categorias: Maduras
23:05
Videos Porno relacionados